Declaración
Escrito por cristina   
viernes, 13 de mayo de 2011
Imagen activa Declaración del Partido Comunista de Chile ante Proyecto Hidroaysén

 

A la Comunidad Nacional  

Ante la inminente aprobación del Mega Proyecto Hidroeléctrico Hidroaysén este lunes 09 de mayo de 2011, el Partido Comunista de Chile manifiesta su rechazo a dicho proyecto. 

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) sometido al SEIA y su posible aprobación, deja al descubierto el hecho que la normativa y la institucionalidad ambiental chilena, elaborados por acuerdos políticos entre la Derecha y la Concertación, han sido funcionales a las inversiones de las empresas trasnacionales, anteponiendo la rentabilidad del sector privado por sobre los anhelos de un proyecto de país enmarcado en un desarrollo sustentable. Es absolutamente cuestionable el que la autoridad ambiental aceptara a tramitación un proyecto de generación de electricidad en un sector apartado del país, sin incluir en el mismo estudio, los impactos ambientales que tendrá la implementación de la transmisión de esa energía a los puntos de consumo a más de 2.000 kilómetros de distancia. 

Por algo la II Encuesta de Percepción y Actitudes hacía el Medio Ambiente de la Universidad Andrés Bello expresa que “El 79% de los chilenos calificó negativamente la construcción del polémico proyecto Hidroaysén y el 69% de los encuestados cree que el Gobierno no está preocupado por el medioambiente”. 

Aceptar que se construya y explote las centrales de este proyecto, significa aceptar la situación injusta y escandalosa de que el 70% de los derechos sobre las aguas chilenas, hoy son de propiedad extranjera, vendidas por la dictadura militar a privados a “precio de huevo” como parte de los activos de nuestras empresas estatales. 

Tal como lo hemos señalado desde agosto del año 2008, el Partido Comunista de Chile rechaza absolutamente el proyecto Hidroaysén, porque: 

Provoca un enorme daño a nuestra soberanía, ya que es aceptar que la mayor riqueza ecológica de la zona, el agua, se mantenga en propiedad de otros países, quienes podrán controlar nuestra producción energética; 

Es nuestro principal objetivo, recuperar la propiedad del agua y de sus derechos de uso para que pertenezcan de nuevo a todos los chilenos(as); 

Su ejecución y la instalación de las líneas de transmisión requeridas para su aprovechamiento provocan un daño ambiental a Chile, en beneficio de empresas extranjeras; 

Porque no existió un proceso de Participación Ciudadana vinculante y no se consideró a los habitantes de la zona como de todas las regiones por donde pasará el trazado eléctrico. Porque existen alternativas energéticas ambientalmente sustentables que pueden cubrir los requerimientos de energía eléctrica de LOS CHILENOS y CHILENAS, como la energía Eólica, la Energía Solar y la energía mareomotriz, entre otras, las que no se desarrollan debido a que son menos rentables para las empresas generadoras extranjeras que hoy manejan nuestra política energética; 

Por último, hacemos el llamado a la comunidad en todo el territorio nacional a organizarse para evitar más desastres ambientales, exigiendo una institucionalidad ambiental al servicio de los intereses y de la soberanía nacional, siendo el desarrollo sustentable, la base de acción para la construcción de un país democrático y con justicia social y ambiental. 

PARTIDO COMUNISTA DE CHILE 

Santiago, 09 de mayo de 2011.- 

www.pcchile.cl/  

 

Modificado el ( viernes, 13 de mayo de 2011 )